Libros leídos en 2018

    Diría que 2018 fue probablemente el año más caótico de mi vida, pero me he dado cuenta que cada año opino lo mismo, lo cual no es buena señal. Este caos se vio reflejado en todos los aspectos de mi existencia, incluso en este mismo blog, el cual generó sólo unos cuantos raquíticos escritos. Sin embargo, de alguna manera encontré tiempo y ánimos para continuar con mis lecturas. Algunas de ellas resultaron ser sorprendentemente buenas, mientras que otras sólo sorprendieron por la gran decepción que me causaron. Como siempre, traté de equilibrar las temáticas y los géneros de estas lecturas, aunque esto es algo que tampoco logro a la perfección debido a que algunos libros son tan buenos que casi me obligan a buscar un poco más en otro libro del mismo autor o del mismo género, mientras que otros son tan poco satisfactorios que también me obligan a buscar un poco más para no permitirles hacerme sentir defraudado.


01 – “The Sirens of Titan”, de Kurt Vonnegut.

Every passing hour brings the Solar System forty-three thousand miles closer to Globular Cluster M13 in Hercules – and still there are some misfits who insists that there is no such thing as progress.

 

All persons, places and events in this book are real. Certain speeches and thoughts are necessarily constructions by the author. No names have been changed to protect the innocent, since God Almighty protects the innocent as a matter of Heavenly routine.

 

The crowd, having been promised nothing, felt cheated, having received nothing.

 

[…] Industrial bureaucrats – men who lose things and use the wrong forms and create new forms and demand everything quintuplicate, and who understand perhaps a third of what is said to them; who habitually give misleading answers in order to gain time in which to think, who make decisions only when forced to, and who then cover their tracks; who make perfectly honest mistakes in addition and subtraction, who call meetings whenever they feel lonely, who write memos whenever they feel unloved; men who never throw anything away unless they think it could get them fired.

 

People who smoked MoonMist Cigarretes couldn’t have children, even if they wanted them. Doubtless, there are gigolos and party girls and New Yorkers who are grateful for this relief from biology.

 

Unk, the big trouble with dumb bastards is that they are too dumb to believe there is such a thing as being smart.

 

The church, which squatted among the headstones like a wet mother dodo, had been at various times Presbyterian, Congregationalist, Unitarian and Universal Apocalyptic. It was now the Church of God the Utterly Indifferent.

 

The Earthlings behaved at all times as though there were a big eye in the sky – as though that big eye were ravenous for entertainment.

 

    The Sirens of Titan me recordó en gran medida a The hitchhicker’s guide to the Galaxy (el cual fue escrito mucho después, pero que leí mucho antes) debido a la travesía del Space Wanderer y a la búsqueda del sentido de la vida. Sin embargo, a diferencia de Addams, Vonnegut si es lo suficientemente valiente como para dictar, claramente, una respuesta concisa que satisfará a aquellos igualmente valientes que se atrevan a aceptarla y entenderla. Naturalmente, también es parecido a Slaughterhouse 5, de hecho, se menciona a los graciosísimos tetra-dimensionales Trafalmadorianos y se ahonda mucho más en sus orígenes, sus propósitos, y su interés en La Tierra y sus habitantes.

    The Sirens of Titan es una obra casi tan gloriosa como Slaughterhouse 5, y eso es algo que se puede decir de muy pocas. Es un libro tan atrevido, irreverente y provocador como casi todos los libros de Vonnegut.


02 – “Outliers: The story of success”, de Malcolm Gladwell.

In winter, the lazy man freezes to death.

 

Don’t depend on heaven for food, but on your own two hands carrying the load.

 

If a man works hard, the land will not be lazy.

 

    La idea romántica de que el underdog será exitoso si tan sólo tiene fe en si mismo y se esfuerza, ha sido alimentada y promovida por películas y libros hasta cierto punto ilusos. En Outliers, Gladwell analisa todos los otros factores que incrementan las sutiles oportunidades y ventajas que han recibido las personas que la sociedad considera exitosas. Estas ventajas les facilitan tener aún más ventajas y así sucesivamente. Un ejemplo de esto son los jugadores profesionales del hockey canadiense, los cuales tienen la particularidad de haber nacido, en su gran mayoría, en los meses Enero y Febrero. Gladwell explica este fenómeno y muchos otros igualmente interesantes de una manera que parece casi obvia pero que es por demás fascinante.

    El éxito es un concepto inherentemente ambigüo y problemático, sin embargo, siendo realistas, podemos aceptar que hay personas excepcionales en cada uno de sus campos. El libro discute factores como la inteligencia, el potencial, la motivación, la educación, la actitud, los miedos, las casualidades, la tolerancia a la frustación, el carisma, las herencias materiales, genéticas y culturales, así como el grado en que cada uno de estos factores ayuda o no a las personas a alcanzar sus metas.

    Definitivamente el éxito no sólo es alcanzado por el esfuerzo o el potencial y el libro está lleno de ejemplos reales en donde las personas más prometedoras terminaron siendo, a lo mucho, mediocres en todos los aspectos debido a una mala combinación de estos factores, mientras que las personas relativamente comunes lograron éxitos sorprendentes debido a saber explotar sus talentos y minimizar sus defectos, incluso si no sabían que lo estaban haciendo.

    A pesar de que el nombre del libro parece de auto-ayuda, no podría estar más lejos de ello. Al contrario, nos muestra una mirada fría y realista de historias exitosas, con toda la intención de terminar con la idea tan prevalente y cursi de que el éxito es algo sencillo y alcanzable por cualquiera que algún día se levante de buen humor. Es por esto que ha sido uno de los libros más interesantes que he leído últimamente.


03 – “Game feel: A game designer’s guide to virtual sensation”, de Steve Swink.

    Irónicamente, creo que un libro es la peor manera de tratar de explicar las sensaciones de los videojuegos, después de todo, ambos medios están en polos opuestos en cuanto a interactividad. Debido a esto, las explicaciones que el autor hace llegan a ser insuficientes, por más largas y detalladas que sean. Sin embargo, el libro incluye demostraciones interactivas para que el lector entienda de lo que se está hablando, así que no está tan mal. El libro habla de cómo los conceptos de física deben ser imitados (pero casi nunca a la  perfección) para que un videojuego produzca sensaciones naturales y placenteras.

    En los últimos capítulos, el autor analiza videojuegos famosos y las razones por las que se les considera puntos de referencia en cuando a diseño de videojuegos. Desgraciadamente, creo que todo el esfuerzo del autor es hasta cierto punto inútil, ya que con los juegos que el lector ya conoce, la explicación será innecesaria, mientras que con los juegos desconocidos también será inútil, pues la única manera en la que realmente se comprenderá la explicación, será jugando el mismo videojuego.

    Lo recomendaría únicamente si se está persiguiendo seriamente una carrera en diseño de videojuegos.


04 – “Man’s search for meaning”, de Viktor E. Frankl.

Forces beyond your control can take away everything you posses except one thing, the freedom to choose how you will respond to the situation.

 

Suffering is an ineradicable part of life, even as fate and death. Without suffering and death human life cannot be complete.

 

It is we ourselves who must answer the questions that life asks of us, and to these questions we can respond only by being responsible for our existence.

 

    Escrito por un sobreviviente del campo de concentración de Auswicthz (y algunos otros), este es un libro muy famoso que cuenta una historia muy explotada pero muy pocas veces explicada desde el punto de vista de un psicólogo que analizó la mente de sus compañeros cautivos, y la de él mismo, al soportar las atrocidades del nazismo.


05 – “A short story of nearly everything”, de Bill Bryson.

    Este libro tiene un título tan presuntuoso que casi logró que lo ignorara por completo. Fue bueno que no lo hiciera, porque me hizo darme cuenta que Bryson logró ganarse el derecho de usar ese título sin caer en la deshonestidad.

    Incluyendo biología, astronomía, geología, paleontología, física, química, matemáticas, antropología, y algunas otras ciencias que no recuerdo, Bill Bryson se tomó la audaz tarea de tratar de explicar cómo es que la civilización humana ha llegado hasta donde está hoy. Obviamente el libro no cubre todos los temas, y me hubiera gustado que hablara de temas como las guerras mundiales, las colonizaciones, la carrera espacial, y otros más, pero eso resultaría en un libro que dudo incluso que se pudiera acabar de escribir, mucho menos de leer.

    Este libro responde a preguntas que no sabía que tenía, por ejemplo ¿cómo se calcula el peso de la Tierra?, ¿Cómo sabemos qué materiales constituyen el nucleo terrestre?, ¿Qué conflictos originaron en las principales religiones las innegables extinciones de animales como el mamut?, ¿Realmente qué tan probable es que un asteroide acabe con la vida en la Tierra?

    La manera tan fascinante en la que Bryson explica todo, hace que A short story of nearly everything se sienta injustamente corto. Sin duda, elegiría este libro para poner al corriente a un viajero del pasado, o a alguien que quiera aumentar su cultura general, y cualquier persona debería querer ser parte de este último grupo.


06 – “On writing”, de Stephen King.

    He de admitir que no he leído ninguno de los otros libros de Stephen King, pero si acaso todos son tan buenos como este, realmente me he perdido de mucho. La primera parte del libro es una autobiografía, en donde King habla de sus inicios como autor, los innumerables rechazos de las editoriales, la pobreza tan triste en la que creció, cómo han surgidos sus ideas y otros aspectos sumamente inspiradores de su vida personal. La segunda parte del libro son consejos para todos aquellos que se han atrevido a pensar en escribir profesionalmente. Algunos de estos consejos son extremadamente directos, crudos y crueles, pero en mi opinión, esto es mucho mejor que los consejos tan subjetivos, inútiles y obvios de los libros de superación personal.


07 – “The tipping point: How little things can make a big difference”, de Malcolm Gladwell.

There are exceptional people out there who are capable of starting epidemics. All you have to do is find them.

    Quedé tan fascinado con Outliers que decidí leer otro libro de Gladwell. The tipping point analiza las epidemias y las tendencias, y nos explica como es que en realidad se trata de un sólo fenómeno: el contagio de ideas, enfermedades, costumbres, modas y comportamientos.

    Hay tres agentes necesarios en la esparción de las ideas: El conector, el maven y el vendedor. Aunado a eso, el mensaje debe de contener ciertas características para lograr que ese esparcimiento sea lo suficiente duradero y exitoso.

    Gladwell presenta varios ejemplos que respaldan sus argumentos. Uno de ellos es el resurgimiento de los zapatos Hush puppies, inadvertidamente causado por un grupo de hipsters en Manhattan. Otro ejemplo es Paul Revere y su famosa cabalgata nocturna para informar del inminente ataque inglés a los americanos. Pocas personas saben que hubo otro jinete en ese mismo momento llevando el mismo mensaje, pero sin el mismo éxito. Gladwell analiza las diferencias entre los patrones que hicieron que un mensaje se esparciera y el otro desapareciera de las mentes de los oyentes, y también analiza como esas características hoy se ponen en práctica en las agencias de publicidad.

    Este debería ser un libro de lectura obligada en cualquier clase de publicidad o mercadotecnia.


08 – “Apollo 8: The thrilling story of the first mission to the moon”, de Jeffrey Kluger.

    Desde hace milenios, los hombres han llegado a sus casas con una mezcla de miedo, tristeza y emoción, con la tarea de informar a sus esposas que se les ha requerido partir para pelear, explorar, o, más probablemente, una combinación de ambas. En 1968, Frank Borman tuvo que repetir esta tradición, pero esta vez era diferente. Borman sería el primer hombre en la historia en anunciarle a su familia que partiría a la Luna.

    A pesar del título, el libro habla mucho más que del Apollo 8. La historia comienza al mismo tiempo que la carrera espacial, desde sus irónicos e inesperados inicios durante la carrera armamental de la segunda guerra mundial, hasta la culminación de la primera misión que lograría hacer que un humano apreciara con sus propios ojos a la Tierra apareciendo sobre la faz lunar como si de un segundo amanecer se tratara, o ver el lado oscuro de la Luna, el cual, hasta ese momento, permaneció negado a todas y cada una de las criaturas terrestres desde el inicio de los tiempos.

    Naturalmente, estos logros y sus innegables avances tecnológicos no vinieron fácilmente. En este libro se analizan los sacrificios que la NASA tuvo que hacer durante décadas, incluyendo cantidades ridículas de dinero, tiempo, esfuerzo e incluso algunas vidas humanas (como en el desafortunado acontecimiento de la primera misión Apollo, en la que los astronautas murieron atrapados e incinerados vivos). Definitivamente recomendaría este libro a todos aquellos que sienten curiosidad por la exploración espacial (otro grupo del que cualquiera debería querer ser parte).


09 – “Astrophysics for people in a hurry”, de Neil deGrasse Tyson.

    Muy aburrido y simple. Es una colección de artículos sobre astrofísica escritos por Tyson. Con el riesgo de sonar extremadamente presuntuoso, puedo decir que es un libro demasiado sencillo, y parece más enfocado a tratar de ser vendido a gente que quiere impresionar a otra gente al leerlo en cafeterías igualmente presuntuosas. Si uno quisiera aprender sobre astrofísica básica, recomendaría mucho más a los libros de Stephen Hawking, que, cuando menos, son mucho más interesantes y divertidos.


10 – “Influence: The psychology of persuasion”, de Robert B. Cialdini.

    Junto con The tipping point, este libro debería ser lectura obligada para cualquier estudiante de la mercadotecnia y la psicología. Analiza los principios de persuación: prueba social, escasez, autoridad y otros más, los cuales son y serán explotados por los versados en estos temas para “convencer” a los demás de odedecer a sus voluntades. Si acaso esto se escucha cruel, cínico o desagradable, es insignificante, pues, nos guste o no, es un fenómeno de lo más usual y por lo tanto es importante estudiarlo. En mi opinión, es fascinante ver las predisposiciones a las que nuestra mente nos ata con la soga de la costumbre y la aceptación social.

    Este es otro libro que me prometí a mi mismo leer varias veces, para seguir recordando las partes importantes.


11 – “Learning Docker”, de Pethuru Raj, Vinod Singh y Jeeva S. Chelladhurai.

    Este libro es una buena introducción a los contenedores, y aunque es el primer libro que leo de Docker, estoy seguro que existen otros mucho libro más actualizados y escritos de una mejor manera. Bastará decir que llegué a notar faltas de ortografía. Creo que la única razón por la que lo recomendaría es que no es un libro demasiado extenso y permite entender rápidamente qué es Docker y cómo se usa. Aún así, recomendaría leer otros libros además (o en lugar) de este. Los ejemplos que los autores utilizaron necesitan más explicación, y sólo pude ser capaz de seguirlos gracias a que tenía algo de experiencia previa.


12 – “Economics – The user’s guide”, de Ha-Joon Chang.

    De este libro aprendí que la economía abarca mucho más que los aspectos financieros de la humanidad. Empezando por la historia del dinero y el trueque, el autor poco a poco nos adentra en cuestiones como los derechos laborales, la esclavitud (y la abolición de ella), las inversiones, importaciones, exportaciones, la pobreza extrema, la fuerza laboral y las escuelas de pensamiento de la economía. Todo esto acompañado de cifras y tablas para demostrar cada uno de los puntos del autor.

    Honestamente, no entendí gran parte de este libro, pero eso es totalmente culpa mía y es por ello que debí empezar a estudiar esto con libros más básicos. Lo recomendaría únicamente para personas que tienen un serio interés por dedicarse a la economía.


13 – “Rendevouz with Rama”, de Arthur C. Clarke.

    En el año 2131, un asteroide gigante se descubre en un trayectoria cercana a la órbita de Saturno, y al haberse acabado los nombres de deidades griegas, los astrónomos empiezan a utilizar nombres del hinduismo. A este nuevo asteroide se le nombra Rama. Los astronomos de la Tierra y los otros planetas y satélites colonizados eventualmente descubren que Rama no es un asteroide común, sino un cilindro perfecto de 54km de lógitud y 20 km de diámetro, obviamente artificial y obviamente construido por seres mucho más inteligentes y capaces que la raza humana. La nave espacial Endeavour es enviada en una misión de exploración para tratar de aprender tanto como se pueda de Rama antes de que este salga del sistema solar y termine estando fuera del alcance humano por siempre. La tripulación del Endeavour logra llegar a Rama y descubre que se trata de un cilindro de O’Neill aparentemente deshabitado. La tripulación inicia su misión de exploración en un ambiente totalmente desconocido y en la obscuridad total.

    Este libro es uno de los más famosos de Clarke, y en general, de la ciencia ficción. Es muy común verlo en los primeros lugares de todas las listas de los mejores libros de ciencia ficción. Creo que es un libro bueno, pero nada especial. Realmente esperaba mucho más después de verlo en todas esas listas y haber leído tantas recomendaciones de el. Definitivamente no es tan bueno como Childhood’s End, el cual sí recomendaría a cualquiera.


14 – “The hero with a thousand faces”, de Joseph Campbell.

Willed introversion, in fact, is one of the classic implements of creative genius and can be employed as a deliberate device. It drives the psychic energies into depth and activates the lost continent of unconscious infantile and archetypal images. The result, of course; may be a disintegration of consciousness more or less complete (neurosis, psychosis: the plight of spellbound Daphne); but on the other hand, if the personality is able to absorb and integrate the new forces, there will be experienced an almost super-human degree of self-consciousness and masterful control.
This is a basic principle of the Indian disciplines of yoga. It has been the way, also, of many creative spirits in the West. It cannot be described, quite, as an answer to any specific call. Rather, it is a deliberate, terrific refusal to respond to anything but the deepest, highest, richest answer to the as yet unknown demand of some waiting void within: a kind of total strike, or rejection of the offered terms of life, as a result of which some power of transformation carries the problem to a plane of new magnitudes, where it is suddenly and finally resolved.

    Campbell analiza las historias de heroismo en los mitos, leyendas y religiones de distintos pueblos y periodos para encontrar patrones comunes y su relevancia con la historia de los mismos pueblos y la cultura actual. En ocasiones, este análisis es fascinante y en otras es insufriblemente tedioso. Esto no es de sorprenderse pues es un libro destinado más a expertos en literatura, historia, sociología y filosofía, lo cual básicamente lo convierte en un libro bastante pesado de leer con respecto a la literatura popular. Sin embargo, hay ciertos pasajes que brillan por su genialidad y las historias analizadas, trágicamente olvidadas por la sociedad en general, muestran los inicios de lo que consideramos como el arquetipo del héroe en las historias actuales, en las cuales uno empieza a redescubrir esos patrones incluso cuando los mismos autores parecen no estar totalmente conscientes de ello, lo cual prueba una vez más los argumentos de aquel héroe de las mil caras.


Leave a Reply