Hace años, nunca hubiera pensado escribir un título como ese, pero las cosas cambian y Microsoft ahora está prestando atención a otros ambientes que no son los suyos. Esto nos ha dado la oportunidad de probar algunas de sus herramientas sin tener que vernos obligados a instalar Windows, lo cual se agradece mucho.

    Voy a instalar SQL Server en Linux (específicamente en Linux Mint). Aquí voy a detallar el proceso de instsalación a modo de tutorial y también voy a ejecutar algunas consultas sencillas para demostrar el uso de SQL Server.

    Durante el proceso de instalación, necesitaremos permisos de administrador, así que nos cambiaremos a nuestra cuenta root:

    Creamos un directorio destinado para herramientas y notas sobre SQL Server y nos cambiamos a él (este paso es totalmente opcional):

    Bajamos e instalamos las llaves de los repositorios de Microsoft:

    Añadimos el repositorio de Microsoft:

    Actualizamos nuestra lista de repositorios:

    Finalmente, instalamos SQL Server:

    Ejecutamos la herramienta de configuración:

    Verificamos que el servicio de SQL Server está ejecutándose correctamente:

    Ahora instalaremos las herramientas para la línea de comandos:

    Nos conectamos a nuestra instancia local:

    Creamos una base de datos de prueba y mostramos las bases de datos existentes:

    En nuestra nueva base de datos, creamos una tabla de prueba e insertamos un registro:

    Hacemos una consulta de prueba:

   Como se puede ver, SQL Server fue inesperadamente sencillo de instalar, configurar y utilizar, sobre todo teniendo en mente que utilizamos un sistema operativo que no es del propio Microsoft. En esta práctica aprendimos a crear tablas y hacer consultas con las herramientas de SQL Server, las cuales son muy parecidas a otras herramientas de otros RDBMS, como MySQL.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *